lunes, noviembre 26

Chispas de alegría.

A pesar de todo lo que habían dicho de él había algo dentro de mi que no podía creerlo y por más que me empeñaba en odiarlo mi esfuerzo era quebrantado por el recuerdo de sus ojos lacrimosos aquella noche en la cochera, las caricias y las palabras que provenían de su boca no eran las de un insensible hombre que solo le apetece juguetear, él no era el monstruo que ellos creían y me describían o al menos eso quería pensar.
Pasaron algunos días después de aquella llamada nocturna con la cual había decidido dejarlo todo atrás, por lo menos intentar olvidar o hacer como si ya no existieran esos sentimientos en mi, empezaba a darle la razón a mis amigos sobre lo que decían de él, necesitaba motivos para odiarlo y así fuera mas sencillo sacarlo de mi mente.
Era lunes por la mañana un día antes de mi cumpleaños numero 19, hasta ese momento todo iba viento en popa, Job y Gala solían acompañarme al trabajo, pasaban toda la mañana haciéndome desvariar, enojar, reír y brindándome los mejores recuerdo de ellos y ese día no fue la excepción. Como era de esperarse no paso mucho rato para que a Job su solitaria le dijera que necesitaba ingerir algo para apaciguar su apetito matutino así que él y Gala abandonaron el lugar en busca de algo para tranquilizar la gula de aquel animal. No hacia mucho de la ausencia de ambos cuando aquel personaje lleno de misterio y con ahora una verdad que se debía averiguar apareció en el lugar, firme como siempre, con la mirada puesta en mi, con esa apariencia de hombre fuerte e inquebrantable, que ocultaba algo más que su piel desnuda bajo esas telas que lo cubrían, algo más que apariencias, verlo ahí me asombro de tal manera que no tenía el aliento suficiente para decir algo y lo primero que me vino a la mente fue el recuerdo de que aun mantenía conmigo esa revista de artículos acerca de infinidad de cosas interesantes que le pertenecía a él, así que voltee a buscarla en el lugar que siempre se encontraba y se la entregue diciendo:
-Vienes por esto ¿No?
-Así es. - Contesto él acercándose hacia el mostrador para alcanzar la revista, la tomo y empezó a hojearla preguntando.
-¿La leíste toda?
-Sí. - Mis respuestas eran frías pues sentía que si hablaba más iba a terminar por reprocharle todo lo que me habían dicho sobre él y sus intenciones conmigo.
-Es interesante ¿Verdad?. - Parecía que ahora era él el que deseaba pasar más tiempo ahí y buscaba razones para no irse.
-Sí, algo. -
-Y ¿No quieres leer otra?. - Dijo mientras sacaba de su morral otra edición de la misma revista.
-No, gracias.- Me sorprendió aquella respuesta, ni siquiera lo pensé solo lo dije, sabía que debía dejar de verlo para de esa manera adormecer aquel latido desesperado.
-Mírala esta MUY INTERESANTE, además necesito una escusa para regresar...- Fueron suficientes esas palabras para que aquella explosión de sentimientos hiciera lugar en mi cuerpo, voltee a verlo y le dije:
-Mañana es mi cumpleaños, habrá pastel y no sé tal vez algo más, me gustaría que vinieras.-Fue quizás la emoción de escucharlo decir que necesitaba una razón para regresar la que me gano y por ello me apresure a hacer aquella invitación.
-No sé, no creo poder.- Escucharlo decir eso me desanimo pero no lo suficiente para dejar de insistir así que trate de persuadir su decisión.
-Anda habrá pastel.- Dije con una enorme sonrisa en el rostro esperando que aceptara.
-No sé, porque tendría que quedarme en tu casa ya que no hay camiones en la noche y tal vez no sea buena idea.
-Ya te has quedado antes y si no quieres te puedes ir a un parque.- Sonreí mientras lo miraba con un toque tierno pero a la vez algo indiferente.
En ese instante antes de lograr convencerlo llegaron Job y Gala con lo que parecía un desayuno prometedor.
Al verlo me miraron con admiración e hicieron un gesto de: "que hace él aquí" mientras se saludaban entre ellos. Después de algunos minutos de charla y risas entre todos yo y Luis nos alejamos de el lugar lo suficiente para seguir con aquella cuestión que me emocionaba hasta tal grado de sonreír sin planearlo esperando la respuesta.
-Entonces, ¿vienes?. - Mi cara se convirtió en la de un animal de esos que intentan convencer a la gente con ojos enternecedores y mirada encantadora, pero al encontrarme haciendo eso recordé lo que habían dicho Job y Gala acerca de él y sus juegos, inmediatamente cambie de gestos y termine por decir.
- Bueno como quieras, no estaré rogando tu presencia. - Me di la vuelta y empece a alejarme.
-Espera... - Me detuvo y volteo a verlo. -¿Te parece si te mando un texto al móvil de Gala para hacerte saber mi decisión?
-De acuerdo, espero tu respuesta y por ultima vez has todo lo posible para poder estar aquí, me haría feliz.
Nos despedimos de esa forma poco peculiar pero que en ambos ya era costumbre, nada de abrazos ni besos, no por el momento. Ambos regresamos a nuestros labores cotidianos pero en mi mente solo estaba un constante pensamiento que me hacía sonreír y dar pequeños gritos internos que solo lograban asomarse en mi mirada con aquel brillo que denotaba felicidad, una felicidad que no debía exagerar pues aún tenía que esperar la respuesta aunque creía haber logrado algo, el hacerlo considerar ir era ya una gran ventaja.

[Continuara...]

3 comentarios:

  1. Sin duda que se va poniendo interesante y cada vez se puede entender más el sentir de Abril. A cuántas de nosotras no nos han querido abrir los ojos, o vendernos una idea falsa de alguien pero en realidad somos tan capaces de saber lo que hay que no lograrán entorpecer el sentimiento que hemos depositado, que la misma persona se gana y por más que queramos deshacernos de eso, ahí estará hasta que esa persona de verdad haga méritos en arruinarlo ;(

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. nos encanta tu blog, te seguimos, besos<3
    http://www.adolescenteconhormonasdesenfrenadas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Apareció o no apareció?

    No me he ido, sigo aquí
    :)
    Y espero que por mucho tiempo.

    Por lo que leo, creo que eres una persona un poco dependiente...
    Dependiente de otros... o del Amor.
    Todos lo somos un poco.
    Pero quería decirte que todo lo que necesitas esta en ti.

    Estoy haciendo un nuevo blog. Con mi Amor. Acabamos de empezar.
    Pero ahora quizas escriba más en ese.
    sanaiuray.blogspot.com
    Visítalo si quieres
    Un besazo!!

    Y que sepas... que cuanto más pases de el...
    El menos pasará de ti.
    Ya lo comprobaste cuando te diste la vuelta.

    ResponderEliminar